Chinches en su domicilio

 

¿Quíen tiene la responsibilidad cuando un rentero descubre que tiene chinches en su alquiler?

Cuando llega una invasión de chinches facilmente puede resultar en la pérdida de miles dólares, y no cuesta solamente dinero, sino también agota la paz y tranquilidad y presenta riesgos a la salud.  Si un rentero descubre que su alquiler tiene chinches, tiene que informarse sobre no solamente como tratar con los animalitos, sino cuales son sus derechos legales respeto la situacion.

 

Los chinches son parásitos noctúrnos que se alimentan de la sangre.  Suelen esconderse durante el día en las paredes, dentro de colchones, muebles y la ropa para poder salir en la noche a aprovechar de sus víctimas. Durante los últimos años San Diego, ha visto una explosión en el número de chinches invadiendo hoteles, casas, y apartamentos.  Los chinches pueden invadir por medio de muchos modos.  A veces se transportan de una casa a otra por medio de ropa, maletas y muebles. También viajan entre apartamentos por medio de las paredes adyacentes.

Cuando un inquilino descubre que tiene chinches en su hogar, es importante que intenta localizar como llegaron al domicilio. Muchas veces será dificil determinar con exactitud como llegaron. Si el alquiler es un apartamento, investigue si hay otros apartamentos dentro del edificio que han tenido chinches antes.

Muchas veces cuando los arrendadores descubren que tienen un apartamento con chinches intentan exterminarlos como si fuera cualquier otro tipo de bicho, pero no son.   Los chinches no mueren facilmente, y no es fuera de serie que requiere múltiples aplicaciones de insecticidio aplicado por un exterminador profesional para matarlos.

El proceso de eradicación es prolongado y exige que desechan colchones, muebles, ropa y otros artículos de propiedad.   Si la invasión es la culpa del propietario, un inquilino tiene derecho que le recompensan por esas pérdidas.

Si un propietario no actua con mucha precaución en como intenta eradicar los chinches, facilmente puede hacer la situación mucho peor y hasta causar los chinches pasar a otros apartamentos.

Ten cuidado contando al propietario o a la gerencia que tiene chinches.  Es muy importante tener la información

necesaria sobre su circunstancias y sus derechos antes de meter quejas.  Sus quejas deben de ser por escrito, y hay que guardar todas las copias de las cartas que envie. Es muy aconsejable que consigue la ayuda de un abogado para vocalizar estas quejas.  Muchas veces los propietarios quieren hechar la culpa por la infestación al rentero en vez de actuar de una manera responsable.  Si entraron los chinches por culpa del propietario, entonces un inquilino tiene derecho exigir que el propietario actue para eliminarlos.  Por lo mismo, muchos dueños prefieren sacar el inquilino que queja de los chinches.

Cuando un rentero encuentra chinches en el apartamento o la casa, tiene que proceder con mucho cautelo.  Actuar sin conocer sus derechos bajo la ley puede resultar muy costoso y empeor una situación dificil. Si el inquilino afectado piensa evitar el problema y nada mas mudarse, podría llevar los chinches consigo a otro domicilio y entonces contagiar a otros apartamentos y las personas que viven allí.  No es una resolución sino invitar más problemas en adelante.

Si vives un apartamento infestado con chinches, háblenos para poder informarte cual es el curso de acción que debe tomar. Todos los casos son diferentes, y el consejo que sirve bíen a algunos inquilinos podría ser incorrecto para otros.  No intente confrontar la situación solo, ni debe de confiar todo lo que lea.  Cuente lo que está confrontando a un experto en la ley de alquileres para entender cuales son las responsibilidades de su arrendador en esta situación.

Como regla general, cuando los chinches invaden un domicilio no es únicamente la responsibilidad del inquilino. El propietario tiene que cumplir con sus obligaciones para proveer una vivienda libre de amenazas a la salud y el inquilino tiene derecho a vivir en paz. 

No se desespere y no se equivoque – aguantar y huir no es la manera correcta de resolver una invasión de chinches.


  

  

Hable con un Abogado

 

Consiga la asesoria y consejo de un experto en los derechos de inquilinos.